Gamberradas sin gracia

file0001277133647

Imaginad mi cara de lelo cuando llegué ayer a recoger mi coche del taller de chapa y pintura y lo veo, supuestamente acabado, y con a al menos (porque lo vi todo de manera rápida antes de ponerme a gritar como un loco la verdad) unas 7 o 8 gotas de pintura. ¿Yo no he pagado para que me pinten el coche y me lo dejen impecable? Y va el tío del taller y me dice que es la cabina de secado que se le ha estropeado ¿quieres que te recomiende yo un horno se secado en condiciones? Pues ahí lo tienes. Que no es tan difícil cambiar tus herramientas si se te estropean o, al menos, di que no

SIGUE LEYENDO