Un regalo para hombres de todas las edades

Un regalo para hombres de todas las edades

Si hay un regalo que podemos hacer a un hombre de cualquier edad ahora que se acerca la Navidad, ese es un circuito de coches slot, un Scalextric de toda la vida con el que tanto niños como mayores disfrutan de toda la emoción de las carreras y se sienten unos verdaderos pilotos. Mi hijo y mi marido, muchas veces para emular a los profesionales se traen uno de los extintores de Balsamar que pusimos en casa, para que así parezca aquello un pit stop cuando ponen a punto el coche. De hecho, este juego es tan memorable que hace muy poquito veíamos un anuncio de televisión donde el padre apenas tenía tiempo para su hijo pero el abuelo rescataba este juego y ambos se unían y se olvidaban de las obligaciones.
SIGUE LEYENDO
Apps de contactos: qué tipo de perfil eres

Apps de contactos: qué tipo de perfil eres

Las aplicaciones de internet y para móviles para encontrar pareja o ligar se están convirtiendo en algo muy habitual entre los jóvenes o entre aquellos que desean dar con esa persona especial con la que compartir momentos de ternura, la vida entera o simplemente unos momentos de pasión loca. Muchos son los chicos que se apuntado a esta moda, y diferentes son los perfiles que las chicas se pueden encontrar. Desde los más desaliñados hasta los más cuidados que se visten bien con ropa de Live4everteen, desde románticos hasta rancios… Y tú, ¿qué tipo de perfil eres?
SIGUE LEYENDO
Perfumes de creación propia

Perfumes de creación propia

Si hay algo en lo que me he hecho todo un experto es en olores. Cuando era niño era capaz de reconocer el olor del perfume de mi madre cuando entraba en una sala y tenía tanta sensibilidad que cualquier cosa me hacía estornudar, y no era alergia, os lo aseguro. Hace unos años, mi mujer quiso montar un negocio de perfumería de equivalencia y contó con este distribuidor de perfumes para montar el negocio. El caso es que era ella quien llevaba la tienda pero yo quien reconocía los perfumes en cuanto abríamos el frasco.
SIGUE LEYENDO