Los zapatos imprescindibles en tu armario

Los zapatos imprescindibles en tu armario

Cuando miramos a alguien realizamos inconscientemente un examen de su postura corporal, su expresión facial, la ropa que lleva, sus complementos y muchos más detalles, todo con el fin de hacernos una idea de cómo es una persona. Este comportamiento lo llevamos realizando los seres humanos desde hace siglos.

Normalmente este comportamiento se ha asociado a los hombres prehistóricos que tenían que diferenciar las intenciones de una persona. Saber si una persona ajena a la tribu venía a robar era fácil de distinguir dependiendo de cómo miraba o cómo se movía. Este comportamiento es innato, pero hay algunas personas que saben identificar de una manera más rápida este tipo de detalles.

Por eso sólo tenemos una única oportunidad para causar una impresión positiva, porque desde el momento en el que tanto un hombre como una mujer nos mira, nos pone etiquetas que nos suman o nos restan oportunidades, tanto personales como laborales. Por suerte, existen maneras de destacar, y una de ellas es cuidando nuestro vestuario.

El vestuario te permite diferenciarte de los demás hombres, porque solo con mirar alrededor verás a muchos hombres que van igual vestidos. Existen looks básicos que todo hombre debe manejar, porque siempre podremos ser evaluados de manera positiva si enviamos un mensaje de hombres modernos.

Uno de los aspectos que muchos hombres descuidan es el de los zapatos. Muchas veces criticamos a nuestras novias porque ocupan mucho espacio porque tienen muchos zapatos. Pero ¿no habéis quedado con alguien y habéis tenido la sensación de que va bien conjuntada? Los hombres también tenemos que causar esa impresión.

Ya que hay muchas personas que no saben diferenciar entre un zapato Oxford y un Brogue, hoy venimos  a mostrares los tipos de zapatos que si o si necesitas para causar un efecto positivo a las personas de un simple vistazo. Algunos de ellos son unos clásicos y otros son unos desconocidos.

Tu armario necesita más espacio para guardar estos zapatos

Empecemos con los zapatos Oxford, estos zapatos son originarios de Escocia e Irlando, y se popularizaron hacia 1800. Es un zapato de batalla, para todos los días, y te permitirá combinarlo con vaqueros o trajes. Sirven para todo tipo de eventos sociales, por lo que no pueden faltar en tu armario.

Otros que no pueden faltar son los zapatos Brogue, que tiene cordones y posee una costura inglesa y una puntera de ala extendida. Estos zapatos tienen un corte clásico y elegante, son algo menos formales que los Oxford, pero puedes combinarlos con una gran cantidad de prendas ya que son polivalentes.

Vamos con otro zapato formal, el Derbi, otro de esos que te sacan de un apuro cuando no sabes que zapatos ponerte. El Derbi es un zapato de cordones que tiene una costura en la parte lateral que va cosida por fuera hacia la parte delantera. Para muchos hombres con pies grandes son de uso diario, ya que la horma es más ancha y abierta que otros zapatos elegantes.

Bajando un poco el listón de la elegancia tenemos los náuticos, que son ligeros y sencillos y principalmente utilizados para ocasiones informales. Inicialmente se utilizaban para navegar, y de ahí su suela antideslizante, pero actualmente son perfectos para combinar en verano con unas bermudas o incluso con el bañador.

Otro zapato imprescindible, pero esta vez destinado a protegernos del frío, es la bota casual. La bota suele tener como color predominante el marrón, y se encuentran en gran variedad de materiales. Son perfectos para combinar con unos vaqueros y un jersey, su comodidad nos permitirá pasear sin pasar frío en los pies.

Por último, vamos a hablar de las deportivas, y hay que hacer una importante distinción. Por un lado, tenemos las zapatillas o tenis blancos, que son las típicas zapatillas blancas Adidas que pegan con todo. Y por otro diferenciamos las zapatillas deportivas, que son aquellas que utilizamos para hacer deporte. Pueden parecer iguales, pero no lo son, estas últimas solo se utilizan para el deporte.

Por último, si quieres ver ejemplos de estos zapatos puedes visitar Calzados Luz, una empresa tradicional y familiar fundada en 1953, que se dedica al calzado de piel eligiendo y exigiendo una alta calidad en sus productos.