Nosotros también nos sumamos a la moda de comprar por Internet

El modo de trabajar, de comprar, de obtener información y de prácticamente realizar cualquier acción ha cambiado para todos por igual en los últimos años. Las personas nos hemos tenido que acostumbrar a un entorno completamente diferente al que teníamos hace apenas 10 o 15 años. A algunos nos ha costado más y a otros menos. Pero lo cierto es que la sociedad al completo está avanzando hacia la consecución de un entorno global, digitalizado y mucho más rápido y cambiante que cualquiera de los que hemos conocido.

Seguro que todos actuamos de una manera parecida cuando queremos comprar ropa, o cuando deseamos obtener un servicio de parte de una determinada entidad. En concreto, el diario El Confidencial Digital informó de que es en torno a un 70% de la población española la que utiliza los mecanismos de la red para comprar. Los motivos están claros: comprando desde casa se obtienen ventajas como el ahorro de tiempo y muchas veces de dinero, tanto si nos movemos en transporte público como en privado.

Y lo de la compra por Internet es algo que no sólo afecta a los particulares. Las empresas también se dedican, cada vez con mayor asiduidad, a la compra a través de la red. En concreto, y según el mismo artículo que hemos comentado con anterioridad, el 98% de las empresas que poseen 10 o más trabajadores disponía de Internet en enero de 2014. Además, en el mismo momento también era un 98% de empresas las que ya disponían de un ordenador. Los avances tecnológicos habían llegado ya a la empresa española y los resultados de ello ya se pueden observar.

Pero no ha sido tan fácil hacer que nos acostumbremos a las compras online. Ha sido necesario que ese entorno visual se adapte a las necesidades tanto de hombres como de mujeres. En consecuencia, las páginas web de hoy en día podemos decir que son ‘amables’ con el comprador y permiten que la búsqueda y la navegación que éste realiza a través de sus diferentes portales sea cómoda y sencilla.

La fiebre que se ha ido generando en torno a la compra por Internet tiene mucho que ver con la mejora del diseño web que han llevado a efecto numerosas empresas. Ese diseño es el secreto que hace que muchos de nosotros no nos despeguemos del móvil, de la tablet o del ordenador, ya sea para comprar un videojuego, una cazadora o la camiseta del nuestro equipo. Los profesionales de Novored, una de las entidades encargadas de realizar diseños web para las páginas de varias empresas, ya lo han dejado claro: un diseño coherente y bien construido es el principal responsable del gran volumen de ventas de algunas compañías. Incluso es más importante que la propia naturaleza del producto que se vende.

La usabilidad es fundamental

La usabilidad es definida, según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua como una “cualidad de la página web o del programa informático que son sencillos de usar porque facilitan la lectura de los textos, descargan rápidamente la información y presentan funciones y menús sencillos, por lo que el usuario encuentra satisfechas sus consultas y su cómodo uso”. Esta definición explica muy a las claras qué es lo que el usuario busca de una empresa cuando visita su página web. Y si la empresa se lo da, las posibilidades de que esa relación acabe en venta crecen de un modo muy grande.

El diseño web es también una oportunidad para que las empresas destaquen esos productos o servicios que les interesa más vender. De ahí que uno de ellos pueda estar dispuesto en la página a un gran tamaño y en un lugar central y de ahí también que haya otros que ocupen un pequeño espacio situado en alguna columna a derecha o izquierda. Como compradores, ha de tenerse en cuenta que aquello que estamos buscando puede estar dentro de cualquier menú. Ese es el motivo por el que conviene revisar todo aquello que las diferentes empresas pueden ofrecernos a través de su página web.

Habrá un momento en el futuro en el que todas las compras, o una cantidad muy superior a la actual, se realicen a través de Internet. Es un fenómeno global, que está llegando a cada vez más países y que se instala como la rutina habitual en los hombres de todo el mundo. Por suerte, saber manejarse en ese entorno visual y digital es bastante fácil. Encontrar ese producto o servicio que tanto andamos buscando, por ende, también es una tarea cada vez más sencilla.