Atasco de tuberías, mal endémico en el hogar

Atasco de tuberías, mal endémico en el hogar

Los atascos en tuberías y cañerías constituyen uno de los grandes problemas que padecemos en el hogar. El fregadero, el lavabo o el retrete son los elementos a través de los cuales suelen producirse estos problemas y, en ocasiones, ni con el máximo cuidado que podamos tener se puede evitar padecer atascos.

A menudo encontramos a personas que tratan de resolver el problema por sí mismas. Es cierto que algunas sí que lo consiguen ya que tienen la maña suficiente, pero lo aconsejable es llamar a algún profesional especializado en desatascos para que solucione el asunto, porque es posible que queriéndolo solucionar por nuestros propios medios hagamos más grave el atasco en cuestión.

A situaciones como ésta me he tenido que enfrentar alguna vez desde que el año pasado cambié de ciudad para empezar mis estudios universitarios. Mi vida cambió por completo; ahora vivía solo en un piso de alquiler y tenía que hacer frente a este tipo de cuestiones por mí mismo. Pocos meses después de haber comenzado el curso, comencé a observar que al retrete le costaba eliminar todos los desechos al tirar de la cadena.

Al principio no le di demasiada importancia. Pero el problema creció y creció y después de algunos días más me di cuenta de que se había producido un gran atasco y que el retrete ya no tragaba nada. Llamé a mi casera para comentarle lo sucedido y acordamos llamar a una empresa de desatrancos para que vinieran a solucionarnos la papeleta.

Cogí el ordenador y comencé a navegar por Internet buscando especialistas en desatrancos. Después de unos minutos analizando diferentes opciones, consideramos que la mejor era www.desatrancospuntosur.com. Daba la impresión de tratarse de una empresa extremadamente fiable, ya que realizaban todo tipo de trabajos urgentes (como era nuestro caso) a cualquier hora, durante cualquier día y presentando el presupuesto a la mayor brevedad. Justo lo que queríamos.

Contactamos con la empresa y nos comunicaron que no tendrían problema en ayudarnos. Aquella misma tarde teníamos a sus trabajadores en el piso arreglando la tubería que se había atascado y que impedía que el retrete tragara con normalidad. Por suerte, no hubo ningún problema y tuvimos arreglado el retrete al instante. Aquel fue un servicio cómodo, rápido y también muy barato. Perfecto para nosotros.

El lujo de la normalidad

Gracias al trabajo de www.desatrancospuntosur.com recuperé la vida normal en el piso. Pude volver a centrarme en lo que de verdad me importaba: mis estudios, sin tener que andar preocupado por la situación de las cañerías y si se atascarían la próxima vez que fuera al baño. La tranquilidad y la seguridad que sentía en aquel momento nada tenía que ver con los malos ratos que me había hecho pasar la situación anterior.

Solucionar este tipo de problemas es clave para mantener una estancia tranquila en cualquier tipo de vivienda. Nadie vive cómodo si continuamente tiene problemas de este tipo en casa, pero desgraciadamente éstos aparecen y es necesario combatir con ellos para vivir cómodos. Entre los problemas más comunes encontramos los relacionados con la humedad, con la falta de aislamiento o, si la vivienda es bastante antigua (como es el caso del piso en el que resido) la existencia de tuberías de plomo y acero, que son peligrosas y que en ocasiones impiden que el agua se mueva con fluidez.