¿Cómo preparar una cata de jamones ibéricos en tu hogar?

¿Cómo preparar una cata de jamones ibéricos en tu hogar?

Mucha gente se plantea cómo preparar una cata de jamones ibéricos en su hogar. Estaremos todos de acuerdo en que el jamón ibérico ese todo un placer del que se puede disfrutar cuando se quiera y una auténtica bandera de la gastronomía de nuestro país.

Estamos ante un alimento de lo más nutritivo que podemos compartir, tanto con nuestra familia como amigos. En el caso de que ya tengas algo de experiencia, nuestra proposición es un plan alternativo para las veladas hogareñas, una cata de jamón, con lo que seguro que sorprendes a tus invitados.

Clases de cata

Primeramente, es importante establecer las diferencias entre los diversos tipos de jamón que hay. El cerdo blanco es del que se produce el jamón serrano, mientras que cuando se habla de los cerdos de raza ibérica, ellos producen el exquisito jamón ibérico.

Si profundizamos en el jamón serrano, se encuentra el jamón de bodega, el de reserva y gran reserva. Si vamos a los ibéricos, hay que diferenciar el de cebo del cebo de campo, bellota y el cien por cien ibérico de bellota.

Se puede preparar la cata de diferentes formas. La primera opción es que se haga una selección de las clases de jamón ibérico. El principal objetivo va a ser degustarlo para poder apreciar los diferentes matices dependiendo de la alimentación que reciba el animal.

Como nos recomiendan los especialistas en jamón de Iberjagus.com, la calidad debe ser alta, pues así es como nos aseguramos que la cata tenga un alto estándar para que así se evidencien más los tipos de jamón que se presenten a los comentases.

No hay que olvidarse de que también deben presentarse de la manera más atractiva que sea posible. Es importante que se elija un maridaje correcto, con el cuál se podrán realizar los matices y sabores.

Presentación de la cata

Aquí no hay que olvidar nunca que el jamón por todo el mundo es conocido como un placer, por lo que debemos dar placer a la totalidad de nuestros sentidos, incluyendo, como no, el de la vista. Vamos a ver algunos aspectos necesarios para llegar al emplatado perfecto.

  • Los platos unicolor son el único aliado y en el caso de que sean blancos, va a lucir mejor el jamón.
  • Se recomienda que no se mezclen los diferentes tipos de jamón de degustar. Lo mejor es que se presenten en platos distintos. Otra de las ideas es no que no se saquen la totalidad de platos a la misma vez. Si se hace uno a uno, es como mejor van a poder disfrutar los invitados de las variedades con el tiempo necesario.
  • El pan crujiente es de esos productos que se deben tener en cuenta a la hora de acompañarnos, pues nos va a ser de gran ayuda de cara a que se neutralicen los sabores en el paladar después de que se haga cada bocado. Así es como va a ser más sencilla la distinción entre las características de los diferentes cortes.

El maridaje

De manera tradicional el vino tinto fue el elegido para proceder al acompañamiento de los bocados al jamón. El caso es que también el vino blanco también ha sido potenciado como el ideal maridaje. Lo cierto es que el tinto es bastante más intenso y puede llegar a eclipdar el sabor del jamón.

Con independencia del vino que elijamos, creemos que importante ingerirlos de forma separada, primero el jamón y después el vino. Así será más fácil experimentar esa sensación de limpieza y frescor en la boca, para así poder deleitarnos con el siguiente sabor para catarlo.

En nuestra opinión entre los tipos de vino blanco, tanto el fino como el de manzanilla son de los que mejor combinan. Pues tienen ya una crianza y cuentan con una textura bastante más asentada. En el caso de que el vino no te termine de convencer, puedes elegir un cava de calidad.

Combinar jamón ibérico y cava es toda una tendencia, pues vamos a poder degustar el jamón al máximo, ¿no tienes muchos conocimientos de cava? Prueba con el Brut Nature o cava Gran Reserva.

Como has podido ver, el realizar una cata de paletilla y jamón ibérico en tu cada es fácil si se sabe qué aspectos son los más importantes a la hora de fijarnos. Los invitados van a quedar realmente encantados, pues es una actividad de lo más innovadora para poder hacerla en una noche casera con los amigos.

Así que ya sabes, atrévete y pon tus reglas cuando quieras elegir esta clase de maridaje. Estamos seguros que tu cata de ibérico va a ser algo que te va a encantar y querrás repetir no tardando mucho.