Consejos para elegir correctamente tus cortinas

Consejos para elegir correctamente tus cortinas

En este artículo te vamos a hablar de una serie de consejos útiles para elegir de manera correcta tus cortinas. Sin más dilación… ¡Comenzamos!

La precipitación no es buena

Siempre que debas elegir bien unas cortinas hay que tener en cuenta la intensidad de luz, pues hasta las caídas coordinadas pueden salir mal cuando no se tenga en cuenta esto.

Las ventanas con orientación norte van a recibir menor cantidad de luz que las que se encuentran orientadas al sur, por lo que se recomienda la colocación de algún visillo o una cortina fluida que esté poco tupida de cara a que pueda entrar la mayor cantidad de luz que sea posible.

Por otra parte, si se encuentran con orientación sur, lo mejor es elegir una opción que lo que haga sea bloquear los rayos de sol de mayor intensidad.

Búsqueda del equilibrio entre luz y visibilidad

Lo más interesante de cara a compensar las carencias de luz en las habitaciones es contar con un visillo finito y así poder aprovechar la luz lo máximo posible, Aunque nos pueda parecer una idea magnífica, hay que pensar en esos momentos en los que se hace de noche y es necesario proteger nuestra propia intimidad de las miradas indiscretas.

Para ello, nuestra opinión es que es mejor la combinación de dos capas, una que sea translúcida en el día y otra opaca o más tupida por la noche.

No hay que olvidar la principal misión

Muchas veces llegamos tanto a centrar nuestra atención en la búsqueda de unas cortinas que nos puedan aportar en lo decorativo que se nos olvida, como nos dicen los expertos de cortinasytelasamedida.com de la principal misión que tienen, que no es otra que la del filtrado de la luz.

Tomar las medidas, un paso importante

Aunque pueda parecer algo obvio, existen muchas personas que puedan ser de la opinión que el cálculo de la medida a ojo sin pensar en el espacio disponible es acertado. Las consecuencias van a ser incluso más negativas cuando deben fabricarte los rieles o barra a medida.

Cálculo del tejido preciso

Alguna vez has elegido una tela en la tienda y luego no te ha terminado de convencer. A veces el problema no es la propia calidad de la tela, si no la que tienen las propias cortinas.

Encontrar la ubicación buena

Lo mismo que los pantalones estilo pitillo dan sensación de que las piernas son más largas y los pantalones rectos las acortan, el sitio en el que coloques la barra en las cortinas sí que tiene gran influencia en el resultado final.

Piensa que siempre van a poder quedar mucho más estilizadas si se colocan desde el techo que al colocarlas encima de la propia ventana.

El acierto de la combinación

A todo el mundo le ocurre, pensamos que los estampados de estilo tropical o de otro tipo van a quedar bien, luego  ves que no terminan de encajar. Esto sucede cuando se da todo el protagonismo a las cortinas estampadas y dibujos que tienen gran tamaño.

Una buena solución es optar por los tejidos lisos y los colores claros que puedan combinar perfectamente con la totalidad de elementos en la sala.

Piensa que no vale cualquier tipo de tela

Las cortinas, por muy atractivas que sean no van a lucir igual de no tener una buena caída, algo que dan tejidos como el lino, algodón o la seda. Incluso llegan a presentar algunos inconvenientes como la tendencia a que encojan o se decoloren.

Elección buena de los complementos

Las cabeceras en las cortinas tienen un elevado componente decorativo, pero también uno de lo más funcional, el que quede asegurado que las caídas se van a deslizar suavemente. Debemos pensar en ellas antes de optar por unas lazadas o doblez sin más en la misma cortina, en especial las que son más tupidas y complicadas de accionar.

Esta clase de acabados tiene un buen funcionamiento cuando los visillos son finos y en las ventanas que no se suelen abrir con frecuencia, aunque en el día a día se recomiendan más las anillas o ganchos que se pueden manejar de forma cómoda desde el suelo, la propia cortina o una barra.

Deseamos que te hayan sido de utilidad nuestros consejos para poder elegir mejor las cortinas nuevas. Así que ya sabes, esperamos que ahora sí lo tengas más sencillo y no caigas en los típicos errores de las personas que son “novatas» en la elección de cortinas, algo que parece sencillo, pero que como ves, no lo es tanto.