El incendio de Notre Dame deja tras de si un milagro

El incendio de Notre Dame deja tras de si un milagro

Los accidentes ocurren, es algo con lo que debemos de lidiar y poco podemos hacer cuando el destino desencadena una cadena de hechos que acaban en accidente. Pero muchos de estos accidentes nos llegan a causar verdaderos problemas, ya sea de salud (en el caso de los accidentes de vehículos a motor o caídas), o patrimoniales (cómo puede ser un daño en un bien que no está asegurado).

Recientemente hemos asistido a una catástrofe en París, y ha sido ni más ni menos que el incendio de la catedral de Notre Dame, uno de los puntos clave y más característicos de la ciudad. Las imágenes de cómo la catedral ardía sin control fueron realmente dolorosas para todos aquellos que han estado alguna vez en ella, pues ver cómo se destruye un símbolo no es plato de buen gusto para nadie. Y aquí tengo que recordar que el ISIS también destruyó un gran patrimonio histórico y cultural a lo largo de su estancia en Siria, pero tampoco se le dio mucha atención más allá de las noticias de la televisión.

La causa de la quema de Notre Dame ha sido investigada por el fiscal general de París, y no podía ser de otra manera, pues es el encargado de proteger los bienes de dominio público de la República Francesa. Según las investigaciones, se baraja un complejo fallo técnico del sistema eléctrico de la catedral que quedaría en un accidente, alejado de posibles hipótesis de atentados.

Mientras tanto, París ha mostrado gala de un gran afán de no caer en la penuria y la autocompasión, y gracias a las millonarias donaciones de empresas francesas, se están poniendo medios para empezar a renovar la catedral. Una tarea que no va a ser sencilla, no solo por tener que decidir cómo quieren reconstruirla (pues hubo modificaciones a lo largo de los años) sino por los complejos trabajos en altura que se tienen que realizar.

Los trabajos en altura son aquellos que se realizan a más de dos metros de altura, y por tanto son aquellos que van a realizarse para poder levantar otra vez el techo de la catedral. En España disponemos de empresas de trabajo en altura muy válidas, siendo alguna de ellas referentes a nivel nacional gracias a la calidad de sus servicios. Y en este sentido, destacamos a Workprotect por integrarse en Acceso, un grupo empresarial dedicado al acceso y seguridad en altura que lleva funcionando desde 2007, y que gracias a su especialización en los trabajos en altura se ha convertido en una de las mejores empresas españolas, que podría aportar mucho valor a la reconstrucción de la Catedral de Notre Dame por su alta capacitación.

El colapso de la catedral no estaba tan lejos de lo que se esperaba

Para muchos, una de las noticias más curiosas del incendio de la catedral no fue únicamente la extraña manera en la que se sucedieron los hechos, sino que tras el incendio la mayoría de las reliquias de la capilla quedaron totalmente intactas, algo realmente poco común cuando se incendia un techo.  Además, los muros han aguantado y todas las capillas con obras de arte de un valor inestimable están intactas. Al igual que el órgano, la cruz victoriosa o los rosetones y coronas de espinas que se extrajeron durante el incendio gracias a la valentía de los bomberos. Es por ello que muchas personas hablan literalmente, de un milagro, ya que la pérdida de estos bienes tan preciados hubieran supuesto una grave merma a la historia que va más allá de la pérdida económica.

En cualquier caso, la reconstrucción de Notre Dame es un objetivo claro de la república francesa, y Emmanuel Macron estima en un plazo de cinco años el tiempo suficiente para arreglar este bien histórico. Mientras tanto diferentes compañías especializadas tienen que valorar cuál es el estado general de la estructura, ya que hay piedras que amenazan con caerse a las bóvedas, lo que solo generaría más problemas.

Para finalizar, queremos mostrar nuestro apoyo a la sociedad francesa, que ha sufrido un grave revés del destino a una de las muestras arquitectónicas europeas más importantes que existe. Pero lo cierto es que no cabe duda que la catedral se reconstruirá, pues los franceses han demostrado siempre su capacidad de superación.