España se apunta a la moda de las lavanderías autoservicio

España se apunta a la moda de las lavanderías autoservicio

España en estos últimos años, ha ido sumándose a la corriente de las lavanderías autoservicio, por lo que la típica imagen que solíamos ver en las películas de Hollywood y en otros países, ya se ha hecho habitual. Una de las empresas más consolidadas del sector como Lavatur, piensa que las lavanderías se han ido consolidando sin prisa, pero sin pausa, buscando ese hueco que sin duda tenían en el sector.

Las lavanderías se han ido popularizando, a la vez, que las tintorerías han ido bajando su popularidad y presencia. Hablamos de competencia parcial, puesto que, realmente, un vestido de gala o de boda, no acostumbra a lavarse en sitios de autoservicio. Este mercado ha aumentado realmente hace del orden de cuatro años, siendo en estos últimos donde se ha beneficiado del cambio de hábitos de consumo.

Uno de los causantes fue la crisis económica que vivió el mundo y especialmente España, donde la gente comenzó a valorar que la ropa de cama o la de vestir era mucho más barata lavarla en un sitio de autoservicio. La clientela suele empezar por edredones o sábanas cuando lo utilizan por vez primera, para luego aumentar su carga cada día y terminar llevando la colada.

En estos sitios las lavadoras pueden llegar a cargar del orden de entre 8kg y 20 kg, bastante más que las de los hogares, que se encuentran entre los 5 y 8 kg. Todavía son muchísimos los españoles que cuentan con la lavadora en su hogar, pero al ritmo que vamos, el poder llevar la ropa en una sola colada como en estos servicios, hace que no sea muy descabellado el pensar que cada vez va a ir descendiendo el porcentaje de lavadoras en el hogar.

Estamos ante un servicio de mayor practicidad y que ayuda a optimizar el tiempo y el consumo de energía. Ahora también  es verdad que la tecnología ha permitido que estos establecimientos tengan aplicaciones que nos dicen de cómo va la colada, el momento en que empieza y acaba, por lo que mientras se realiza, podemos hacer otro tipo de actividades.

Nuevos aires en el negocio

Este tipo de lavanderías se están expandiendo, pero a la vez han ido apareciendo modelos nuevos, en los que incluso es posible tomarnos lo que queramos mientras se está haciendo nuestra colada. Hasta el tan de moda servicio a domicilio al llegado al sector.

Estamos ante un negocio que parece que puede tener muchas vías y donde las soluciones aparecen desde muchos sitios. Lo cierto es que las personas cada vez gustan más de quitarse esas tareas rutinarias de encima y en este sentido es normal que dichas empresas tengan éxito.

¿Cuánto ahorro en la lavandería?

Es un hecho que llevar la ropa a una lavandería puede suponer un ahorro que puede llegar a ser de unos 60 euros mensuales, gastando menor cantidad de agua, luz y productos para la limpieza.

Todos sabemos o padecemos el alto coste de la tarifa de la luz, lo mucho que han subido los productos de limpieza y el poco tiempo que hay para casi nada. Una buena solución es llevar la ropa de vestir a este tipo de lavanderías.

Con un coste de cinco euros como media, podemos llegar a lavar del orden de unos 15 kilos de ropa en una media hora. La colada que haces en toda una semana de una vez por todas.

Conscientes de la importancia que tienen los números y el ahorro, vamos a ver una serie de motivos por los que vamos a ver que realmente compensa lavar la ropa en una lavandería si lo comparamos con lo que cuesta hacerlo en una lavadora en nuestra casa. Entre las ventajas más importantes, el ahorro en el gasto de luz y agua, así como el dinero que nos ahorramos en reparaciones y gastos en productos para limpiar.

Una historia internacional

Si miramos al pasado, nos podemos dar cuenta de que las lavanderías de autoservicio llevan más de 50 años dando servicio en no solo Estados Unidos de América o Canadá, también en multitud de países del viejo continente, tales como Reino Unido, Francia, Holanda o Bélgica. Países que desde bien antiguo han apostado por la practicidad y donde el trabajo de estas lavanderías les ha supuesto ha sus habitantes un gran ahorro a nivel de dinero y tiempo.

El que una familia puede llegar ahorrarse unos 15€ a la semana puede suponer del orden de unos 60€ mensuales.

Vamos a ver la forma en la que se ahorra en una lavandería:

El ahorro al gastar menor cantidad de agua

Se estima que el agua que se utiliza para poder proceder al lavado de la ropa, más las toallas o sábanas en una casa de cuatro personas llega a ser de incluso hasta 900 litros. Pese a que el agua no es que sea un servicio muy caro, siempre va a ser más conveniente gastar menor cantidad del líquido elemento.

Trucos en el cuidado de la ropa.

En estos sitios, podemos lavar cualquier clase de ropa, pues pueden con muchos kilos, siempre y cuando las etiquetas de los productos no digan lo contrario. Por lo tanto. Los cojines, sábanas, cortinas, toallas o alfombras son susceptibles de poder ser lavadas.

¿Cuánta electricidad ahorro?

A nivel de ahorro de electricidad, la lavadora y secadora están entre los electrodomésticos que más llegan a consumir en el hogar. Estudios dicen que la lavadora llega a consumir el 8% del gasto del hogar y si usamos secadora, el resultado llega a ser del 11%.

Optar por las lavanderías permite poder ahorrar, ya que hacer un único ciclo de colada a la semana, si lo comparamos con tener que poner dos o tres lavadora, es un ahorro de bastante importancia y que se refleja en una menor factura a nivel de luz.

Ahorro en productos de limpieza

Algo que hay que tener en cuenta es que no todas las lavanderías llegan a incluir los detergentes, pero en ocasiones, suelen dispensar oxígeno activo, suavizante o el básico jabón. Aquí dependerá mucho de la lavandería a la que acudas.

Ahorro en tintorería

La ropa de cama como los edredones, nórdicos o mantas, son una serie de prensas que no nos lo ponen nada sencillo cuando queremos limpiarlos bien en nuestro hogar. Hasta solo unos pocos años, lo normal era tener que ir a una tintorería para poder hacerlo. Ahora se pueden lavar de forma más económico, en las lavadoras y secadoras que tienen las lavanderías de autoservicio, que son las recomendadas para las prendas que son grandes.

Por lo general en las tintorerías llegan a pedir hasta 15 euros por edredón, donde en estos electrodomésticos autoservicio, se puede lavar más de una prenda por unos 5 euros y secarlos por 3 euros más. El ahorro es evidente.

Ahorro en reparaciones o en una lavadora

Está claro que las lavadoras, para nuestra desgracia, no duran para siempre, menos aún si lo que hacemos es usarla mucho. Las reparaciones son caras, y si compramos una nueva, los precios pueden ser de alrededor de los 300 euros, una cantidad de dinero que no todas las familias pueden llegar a realizar, sin que suponga una alteración del presupuesto mensual importante. Todo esto hace que las lavanderías de autoservicio, sean una buena solución, pues hasta 16 kilos de ropa que quede lavada y seca, puede llegar a costar menos de una decena de euros.

 

Ahorro de tiempo

En este caso, los horarios de apertura que suelen tener son bastante amplios, por lo general de 8 de la mañana a 10 de la noche. Sin duda, la sociedad del siglo XXI demanda unos horarios amplios de cara a que se produzca una conciliación entre la vida en familia y la laboral, lo que hace que no exista casi tiempo para el ocio y menos para este tipo de tareas domésticas, lo que hace que hacer una colada a la semana que dure menos de una sea algo bastante reseñable.

¿Cómo se utilizan este tipo de lavadoras?

Suelen ser bastante fáciles las instrucciones de uso. Vamos a verlas resumidamente:

  • Se mete la ropa en la lavadora
  • Seleccionamos el programa
  • Metemos el importe que corresponda
  • Se enciende la lavadora

En unos 30 minutos la colada va a estar ya lista. Si queremos que se seque, vamos a tener que proceder de la misma forma a la hora de meter la ropa en la secadora, todo ello con una capacidad que puede llegar a ser de hasta 16 kilos.

Esperamos que después de todas estas informaciones, no te haya quedado duda de los motivos por los que cada vez están aumentando más los establecimientos donde se puede lavar en régimen de autoservicio, una alternativa que hasta hace solo unos pocos años nos parecía más de otras latitudes que de la nuestra.

La globalización es un hecho, y el ahorro de tiempo y de dinero, una de las principales razones por las que cada vez más gente decida no comprarse una lavadora y hacerlo en las tiendas de autoservicio de lavado. Puede merecer la pena en muchos casos, por lo que merece la pena tenerlo en cuenta.