La importancia de la temperatura ideal

La importancia de la temperatura ideal

En el mundo actual las empresas especializadas lo cierto es que lo que hacen es aportar un extra que se valora mucho por los usuarios. Cuando hablamos de estas empresas, Ibertronix nos viene a la mente por su fama y ellos creen que esa buena opinión se basa en no solo su experiencia, también en una apuesta por la última tecnología.

Las marcas más grandes suelen ser las más ventajosas

Optar siempre por marcas importantes en el sector hace que sea más fácil para los clientes el disponer de soluciones que se puedan ajustar mejor a las necesidades que puedan tener. Por este motivo tienen sistemas que lo que hacen es medir los infrarrojos de manera puntual, tanto de forma fija como portátil, además de las clásicas cámaras termográficas que se pueden ajustar a todo tipo de aplicaciones. De la misma forma trabajan en el desarrollo de sistemas para aplicaciones de medición infrarroja en sectores concretos, los cuales van desde la fabricación de vidrio a las cementeras o en la siderometalurgia.

Volviendo a los anteriormente mencionados Ibertronix, en su caso, lo que hacen ellos es proceder al calibrado de los pirómetros, de tal forma que reparan los sistemas de vídeos para los hornos, dando un servicio próximo y con la debida calidad. Disponer de un buen servicio técnico nos distingue de otras empresas del sector.

Ellos lo que hacen es comercializar, instalar y trabajar en el mantenimiento de las instalaciones que tienen cámaras termográficas, caso de los sistemas que detectan incendios y sistemas termográficos para medir los infrarrojos fuera de los hornos de tipo rotatorio.

Hay varios tipos principamente:

Pirómetros ópticos, que suelen ser magníficos para los hornos, de DIAS, son compactos de gran rapidez y precisión, con ellos los rangos de temperatura son bastante amplios.  Todo depende de los diferentes modelos, pues pueden variar por temperatura, carcasa, longitud de onda o por los interfaces. Cada pirómetro contará con sus accesorios que poder adaptar a cada sistema.

Sistemas termográficos, que los diseñan y desarollan personal experto con años en el sector y con una formación necesaria que unido a unos materiales de calidad son una magnífica opción para los usuarios.

Cámaras termográficas

Aquí se usan para medir temperatura sin necesidad de contacto y ver los mapas donde se distribuyen las temperaturas en 2 D con una elevada resolución a nivel térmica de los objetos en movimiento o que estén fijos. Una opción de lo más interesante.

Marcas como Ibertronix permiten que se pueda optar por distintas resoluciones y tipos de carcasas, donde el usuario puede aplicarlas a las diferentes necesidades. Cuando hablamos de las que son portátiles, también es necesario optar por firmas que tengan un gran abanico de temperaturas y de resoluciones.

En este sentido debemos destacar las ventanas infrarrojas, pues será más sencillo el trabajo que hagan los técnicos que se dediquen al mantenimiento de las mismas. Esto evita que los técnicos tengan que proceder a la apertura de los armarios siempre que haya un recorrido de inspección.  Con ello evitaremos que pueda haber riesgos laborales al no producirse el contacto directo con los armarios de potencia y reduciendo el tiempo en que se producen las inspecciones de mantenimiento.

Sistemas de visión y termográficos para el interior de los hornos

El disponer de un catálogo de sistemas para la visión y termográficos con cámara dentro de los hornos también es bastante recomendable.

No olvidemos que en bastantes procesos de carácter industrial en los que hay hornos para que se funda la materia es vital que se pueda ver lo que está ocurriendo con cámaras dentro de los propios hornos.

Así es como se pueden reducir los tiempos para la producción y el ahorro de energía en procesos como el de calentado o fundido, además del control y monitorización continuada de lo que sucede dentro del horno.

Con estas cámaras en el interior de los propios hornos, podemos lograr la visión tan necesaria por parte de los profesionales para que se puedan controlar los procesos de calentado o de fundido tan necesarios.

Tecnologías que necesitan de una importante calidad que debe ser valorada para así poder disfrutar de todas las posibilidades de cara a que se pueda tener la medición de la temperatura que se necesita para los procesos.

Nos encontramos ante productos en los que hay que optar, sin duda, por la calidad, pues de lo contrario podemos terminar gastándonos aún más dinero en otros productos que pueden no responder a nuestras necesidades, algo que no deberíamos permitirnos. Así que ya sabéis, la confianza siempre debe estar basada en buenos productos.