Limpieza y esterilización en tu estudio de tatuajes

Limpieza y esterilización en tu estudio de tatuajes

Todavía recuerdo el día en el que les anuncié a mis padres que abandonaba mis estudios de enfermería para dedicarme a lo que siempre había sido mi pasión: ¡el tatuaje! La verdad es que no se lo tomaron tan mal como yo me lo esperaba. Soy muy profesional y responsable en todos los sentidos, por ello utilizo la limpieza por ultrasonidos para la desinfección y esterilización de mi material. Llevo años confiando en la empresa Terra Tech, una firma puntera en la fabricación y comercialización de equipos y sistemas de limpieza por ultrasonidos. Porque la higiene en un estudio de tatuaje es casi tan o más importante que el mero hecho de ser un(a) buen(a) tatuador(a). ¡Por lo menos así me lo parece a mí! Y os lo digo y recomiendo, si deseáis tatuaros confiad siempre en un profesional –y no en cualquier persona de la que os hayan dicho que tatuaba barato y en su casa–. Pues a defecto, os podríais llevar una enorme decepción, no podríais recurrir y sólo os quedaría vuestros ojos para llorar… Decidir hacerse un tatuaje no debe ser una decisión repentina sino una idea cuidadosamente meditada, una idea en la que hayas estado pensado un largo tiempo.

¿A qué tipo de infecciones y enfermedades me expongo al elegir mal a mi tatuador(a)?

shutterstock_247806247reducida

Os lo digo y repito: ¡es muy importante y necesario a la hora de elegir un estudio de tatuaje que éste cuente con un área de esterilización con una autoclave y un permiso de la Secretaría de Salud! Porque por muy poco frecuente que sea, contagiarse del virus del HIV (Sida), si las medidas de higiene y esterilización no son las óptimas, es posible que ocurra sin embargo. Otras de las infecciones a las que uno se puede ver enfrentado si el tatuador no respeta las normas reglamentarias de higiene, es la de verse expuesto al virus de la Hepatitis C (HCV- VHC). Todas estas infecciones y enfermedades son desgraciadamente sólo unas pocas de las que se pueden contraer al no tomar las medidas de precaución necesarias a la hora de elegir a su tatuador(a). Para mí, un buen y serio profesional cuidará siempre de la salud de sus clientes, porque al cuidarla también se protegerá a sí mismo y gozará de una excelente reputación. Por ejemplo, yo al acabar de tatuar sumerjo inmediatamente los utensilios utilizados dentro de una cubeta llena de una solución desinfectante para que los residuos no se sequen, y después de ello, los introduzco en un equipo de ultrasonidos para que la limpieza sea total y no subsista ningún tipo de residuo en los resquicios y huecos del instrumental.

¿Te gusta el oficio de tatuador(a)? ¿Qué debes estudiar para serlo?

Obviamente, para ser un buen tatuador(a) lo más importante es saber dibujar, y no sólo bien, ¡sino perfectamente bien! A día de hoy, existen centros educativos especializados que ofertan la formación de tatuador. También te puedes apuntar a clases de dibujo, de diseño… Sin embargo, lo que de verdad te ayudará y te será imprescindible es lo de practicar sin cesar, deberás esforzarte hasta ser capaz de crear tus propios diseños. Dicho esto, una vez que tengas el título de tatuador en mano, deberás sacarte el diploma de “Higiénico Sanitario” para poder tatuar, la ley te obliga a ello ¡y me parece estupendo! Por esa razón precisamente elegí utilizar los ultrasonidos para una limpieza óptima y opté por confiar en la reconocida empresa Tierra Tech. ¡Pues no se debe jugar con la salud! Lo de preparar lo irás aprendiendo con la práctica. Ten en cuenta siempre que lo más importante es el respeto hacia tus clientes, pues no se te olvide nunca que éstos se presentan ante ti totalmente “indefensos”, que confían en tu profesionalidad y buen hacer y que por ello dejan sus cuerpos entre tus manos. Y bueno… ver la satisfacción en el rostro de tus clientes al ver el resultado de tu trabajo, escuchar sus palabras de agradecimiento ¡no tiene precio!