Un regalo con recuerdos de la niñez

Un regalo con recuerdos de la niñez

Se acercaba el cumpleaños de mi pareja y buscaba darle una sorpresa. Siempre ha sido un fanático de aquella serie mítica de los años 80 llamada Corrupción en Miami.  Seguro que muchos os acordáis de Don Johnson y compañía. El famoso actor puso de moda las gafas Ray Ban Wayfarer. En los 80 se puede decir que las llevaba hasta el apuntador.

Desde aquel momento, con épocas más altas y otras menos han seguido teniendo unas buenas ventas. Son muy bonitas la verdad, encima ahora están bastante de moda, por lo que pensé que podrían ser un buen regalo con el que por fin sorprender a quien tanto quiero.

Vivimos en una zona rural por lo que no tenía tiempo de bajar hasta la ciudad para comprar las gafas sin que fuera sospechoso, por lo que me aproveché de las nuevas tecnologías para buscar las Ray-Ban.

Estuve unos cuantos días buscando el lugar donde comprarlas y vi Medical Óptica esta tienda donde podía encontrar las gafas a un precio magnífico, incluso aproveché, ya que estaba, para comprarme yo también unas gafas que me hacían falta ya.

Cuando me interesé por ellos pude ver que trabajan varias decenas de ópticos que tienen claro compromiso por la salud visual. Todas las gafas de sol eran auténticas y trabajan con las firmas relevantes.

Una tienda con catálogo enorme

Además cuentan con un amplio catálogo donde pude elegir entre las principales marcas del mercado como las propias Ray Ban, Oakley, Vogue, Dior, etc. En caso de que no quedar satisfecho te devuelven el dinero, por lo que un problema menos.

Cuentan con un departamento de atención al cliente en el que varias personas se dedican de forma específica a mejorar todos los procesos y el servicio que se le da al cliente. El servicio de atención al cliente puede atender cualquier duda o problema que tengas, lo cual es magnífico cuando hablamos de un servicio online.

Hay que ir perdiendo el miedo a comprar por internet, ya que es muy fácil y sencillo hacerlo. Además a los que vivimos fuera de las grandes ciudades o somos perezosos con lo de ir de compras nos supone un gran alivio, que todo cuenta.

Fue muy cómodo comprarlas y puse la dirección de mi hermana para que cuando llegaran no se enterase nadie. La semana anterior al cumpleaños los nervios estaban presentes, tenía ganas de que llegase el momento. Aproveché por otro lado por comprar un pack de DVD´s de la serie que vi por Ebay, así que ya teníamos el pack completo.

Pocas cosas hay mejores que una buena sorpresa, todavía recuerdo la ilusión que me hacían los regalos de cumpleaños. A mí la verdad es que siempre me sorprendían, pero yo soy algo más torpe para esto, aunque este año creo que he sentido la sensación que supongo tenían mis padres, tíos o abuelos cuando me sorprendían.

El día del cumpleaños todo salió a partir de boca, ya que no se lo esperaba y le hizo muchísima ilusión. ¡Misión cumplida!