Averías de tu coche y sus posibles soluciones

Averías de tu coche y sus posibles soluciones

Igual que cuando sabemos que tenemos dolor de garganta nos tomamos un jarabe. Igual que cuando sabemos que tenemos dolor de cabeza nos tomamos un Ibuprofeno. Pues con nuestro coche tenemos que hacer lo mismo. En el momento que tengamos una avería tenemos que saber qué solución darlo. Y es que saber qué le ocurre a nuestro coche nos  puede salvar de gastarnos un buen dinero en el taller. Hay algunas tareas que podemos solucionarlas con una simple acción. Hoy te contamos cuales son las averías más habituales del coche y las posible soluciones que podemos tener.

Según un estudio realizado por diferentes empresas las siguientes partes del coche son las que más se estropean y necesitan ser revisadas con mayor frecuencia. El primer lugar es para el sistema eléctrico general con un 34,1 %. Las averías del motor son un 28,2%. Las ruedas, dirección, suspensión y frenos suponen un 11 %, mientras que la transmisión representa el 7,5 % de las averías. ¿Has tenido alguna vez esto? Ahora vamos con las averías y sus posibles soluciones.

ABS

El ABS es el sistema electrónico que hace que en caso de un accidente evita que las ruedas se bloqueen. De esta manera, el conductor mantiene el control de dirección para poder girar, evitar un obstáculo, etc. Pues esta es una de las averías que más se da. Lo vamos a saber porque se encenderá el testigo del ABS. Si tienes que hacer una frenada de emergencia, el ABS no funcionará.

¿Cómo lo solucionamos?

Pues no queda otro remedio que acudir a un taller porque habrá que que sustituir la pieza afectada.

Bateria

Seguro que en más de una ocasión has sido a encender el coche y no va. El peor de los males puede ser que se trate de la batería. Mucho ojo porque siempre suele ser porque te has dejado alguna luz encendida o algún dispositivo conectado. Ya sabes que la batería es el elemento que suministra corriente eléctrica al vehículo para arrancar.

¿Cómo lo solucionamos?

Pues sustituyendo las conexiones aunque, en ocasiones, basta con limpiarlas. Ahora bien, como veamos que no va, habrá que comprar una nueva.

Correa de distribucción

Es el elemento que sincroniza el movimiento de las válvulas con el de los pistones. Si tenemos la correa dañada lo vamos a saber porque el motor se nos puede parar de repente y emite un fuerte ruido. Ya te vamos avisando de que te pongas en lo peor.

¿Cómo lo solucionamos?

Pues lo sentimos mucho, pero si lo que tienes estropeado es la correa, la mejor recomendación es que des de baja el coche y te compres uno. Y es que muchas veces el arreglo suele ser muy caro. Ya que suele afectar a partes internas del motor como válvulas o pistones.

Motor

Es el artefacto que todo funcione. Es como si habláramos del corazón en una persona. Las muestras de que un motor no funciona es que no arranca el coche, o que hace un ruido muy extraño.

¿Cómo lo solucionamos?

Esto es mejor dejarlo en manos de profesionales. Tendrás que ir a un taller y que te diga si merece la pena dar de baja el coche o bien cambiarlo por un motor reconstruido. Como nos cuentan desde Reconstruidos Mober no tienes que tener problemas porque un motor reconstruido es desmontado y limpiado rigurosamente para poder comenzar con la reconstrucción del motor, se sustituyen todas las piezas de desgaste, juntas, cojinetes, válvulas y asientos.

La bomba del agua

Estamos hablando de la pieza que hace circular el agua que refrigera el motor. Notaremos que se oxida y las partículas metálicas que se desprenden provocan que la bomba se agarrote. Aunque lo que más notaremos es que la aguja de la temperatura del motor sube en exceso.

¿Cómo lo solucionamos?

Pues tendremos que ir al taller para cambiar la bomba. No tenemos otra solución.

Te has confundido de combustible

Puede sonar a chiste pero no lo es. No es la primera vez que alguien se confunde de combustible cuando repuesta en una gasolinera. Es decir, si es de gasolina echa gasóleo. Y a la inversa. Lo vamos a notar porque el motor no notará en seguida y se parará.

¿Cómo solucionarlo?

Nuestra recomendación es que avises a una grúa para llevar el coche a un taller y que allí vacíen el depósito y limpien el circuito de alimentación. Prepara el bolsillo porque esta avería puede ser costosa. Además, te dará rabia porque como acabes de llenar el depósito, una media de 60 euros, pues puedes sumar.