¿Cómo deshacerte de la humedad en casa?

¿Cómo deshacerte de la humedad en casa?

La humedad es un problema recurrente contra el que muchas personas luchan, sin embargo, hay mucho que podemos hacer para evitar o tratar las zonas de casa que suelen presentar humedad. Sigue leyéndote y entérate de cuáles son.

Cómo podemos evitar la humedad en casa

  • Abre las ventanas a diario

Una de las principales causas de la aparición de la humedad en las casas es la falta de ventilación. Por lo tanto, ventilar las habitaciones es fundamental para que esto no suceda.

Debes renovar el aire de tu casa durante 10 minutos al día, si puedes más, mejor. Además, esta práctica no solo reduce el exceso de humedad, sino también, la aparición del moho.

De igual modo, resulta fundamental renovar el aire de las habitaciones y espacios cerrados con frecuencia para evitar que proliferen y permanezcan en ellas virus y bacterias.

  • Utiliza un deshumidificador

Este electrodoméstico no puede faltar en tu casa si vives en un lugar húmedo y lluvioso. Los hay de distintas capacidades y su consumo es bajo, así que no te tienes que preocupar porque se vaya a incrementar demasiado la factura de la luz. Incluso, puedes programarlo para que se vaya encendiendo y apagando en función del grado de humedad que quieras mantener en el ambiente.

Por otro lado, el deshumidificador es imprescindible si vas a poner a secar la ropa dentro de casa. De esta forma, si lo pones a su lado, las prendas secarán mucho antes y no permitirá que la humedad se distribuya por la habitación.

  • Nunca tiendas la ropa dentro de casa

Si quieres reducir la posibilidad de que se acumule la humedad en las paredes de tu casa, cuelga a secar la ropa en el exterior, nunca dentro de ella.

Sucede que la ropa húmeda emite unos 500 mililitros de agua al ambiente cada hora, así que si tiendes la ropa en una habitación, incrementarás el problema de humedad. Mejor ponla a secar en la terraza, en el tendedero exterior o en el jardín si tienes posibilidad.

No obstante, si no te queda de otra que ponerla en el interior, deja la ventana un poco abierta mientras tanto para que la humedad no se extienda por toda la casa; y si abres las ventanas de otro cuarto y facilitas la circulación de aire entre ambas, todavía mejor.

  • Enciende el extractor al cocinar

Otro electrodoméstico que funciona muy bien para controlar la humedad en casa es el extractor de la cocina. Si dispones de uno enciéndelo cuando te pongas a cocinar, sobre todo, si se trata de guisos, sopas, cocidos, pastas y arroces, ya que se produce mucho vapor de agua.

Cuando pones en funcionamiento la campana extractora, evitas que la humedad se distribuya por el resto de la casa; y al mismo tiempo, es bueno cerrar la puerta de la cocina para que todo ese vapor y humedad no fluya hacia el resto de habitaciones.

  • Controla la temperatura de la calefacción

Cuando llega el frío y  comienzas a poner la calefacción, tienes que tomar en cuenta que la temperatura de esta también influye en la humedad de la casa. Por ejemplo, si la pones a más de 21º provocarás la condensación de la humedad en el ambiente y también incrementarás el coste de tu factura del gas o electricidad, así que procura no excederte a la hora de programarlo.

  • Facilita la circulación del aire

Volvemos a enfatizar la importancia de la circulación del aire. Esta vez para ponerle atención   a la forma en la que decoramos y distribuimos los objetos en nuestro hogar, ya que debemos hacerlo de manera que las corrientes circulen sin problema. Es decir, no pegues los muebles contra las paredes y no obstruyas las corrientes de aire para que se pueda producir una adecuada ventilación.

  • Coloca bolsas antihumedad en los armarios

Los armarios son unos de esos rincones del hogar en el que puede acumularse la humedad por una mala ventilación. Por eso, te recomendamos que de vez en cuando dejes los cajones y puertas abiertos mientras abres las ventanas para ventilar la habitación; y que coloques bolsas antihumedad en su interior para combatirlo.

Puedes utilizar de ese modo las bolsitas de gel de sílice, que contribuyen a la eliminación del exceso de humedad. Así, la ropa no tendrá mal olor y no aparecerá el moho; o también puedes preparar tú mismo de forma casera bolsitas con sal marina que darán el mismo resultado.

  • Limpia la humedad con vinagre

El vinagre blanco es milagroso en caso de que ya tengas humedad en las paredes, la bañera o en algún rincón de tu cocina.

Mezcla 125 mililitros de vinagre con 62 mililitros de agua en un pulverizador y aplícalo durante una semana sobre las manchas de humedad; y en el supuesto de que se trate de manchas muy resistentes puedes usar vinagre sin diluir.

Cómo saber si hay humedad en casa

Puede pasar que a pesar de nuestros intentos por mantener la humedad al margen, igual comiencen a aparecer manchas. En ese caso habrá que detectar si de verdad es un problema de humedad para tratarlo de la forma correcta.

La humedad en casa puede afectar, tanto en la salud como perjudicando el confort de tu hogar, por lo que podrás saber si hay humedad en casa si notas lo siguiente:

  • Tendrás mayor sensación de calor durante los meses cálidos
  • En invierno, tendrás mayor sensación de frío
  • Puedes presentar problemas de salud, tales como asma y otros problemas respiratorios
  • Encontrarás dañados algunos muebles y algunas paredes manchadas.

Además, debes estar midiendo la humedad relativa en el ambiente cada cierto tiempo. Un valor comprendido entre el 55 y el 70% ya es demasiada humedad en un hogar, pero si está por debajo del 30%, entonces notarás que el ambiente está demasiado seco. La clave es encontrar el punto medio, aplicando lo siguiente:

  • En invierno, es conveniente tener entre el 40 y el 50% de humedad relativa, con una temperatura ideal de 22ºC.
  • En verano, la humedad relativa debe situarse entre el 45 y el 60% con una temperatura de unos 23-25ºC.
  • En todas las casas hay humedad durante los meses fríos de invierno, en una media de 10 a 15 litros de agua por día.
  • La humedad sale por el hecho de vivir en una casa: darse una ducha, tomarse un baño, cocinar, lavar la ropa, sudar o respirar son sólo algunas de las acciones que provocan humedad en casa, por lo que no siempre puede evitarse.

Si tienes humedad en casa, los efectos negativos son bastante notables como, por ejemplo, cuando gastas demasiado en calefacción sin resultado. Por eso, debes tomar medidas inmediatas para luchas contra ella.

¿Qué consecuencias trae la humedad en casa?

Un porcentaje de humedad en interiores que supere el 40% o el 60% se considera elevado y que puede causar diferentes inconvenientes en tu hogar y en las personas que viven en él. Estos son algunos de ellos:

  • Ácaros
  • Mal olor
  • Bacterias y hongos
  • Moho en paredes y rincones
  • Deterioro de inmobiliario y objetos varios

 

Quienes más los padecen son las personas alérgicas o quienes sufren enfermedades respiratorias, que son los que pueden verse más gravemente afectados por la humedad. Además que también crea una mala impresión a la vista pues mancha las paredes y otros elementos.

Finalmente, y aún más importante, debes saber que si no solucionas estas filtraciones inmediatamente la condición podría agravarse hasta causar inundaciones. 

¿Cómo tratar la humedad?

Plan it, arquitectos técnicos especialistas en el tratamiento de humedades, te recomiendan algunas técnicas que puedes aplicar en casa:

  • Reconoce las fuentes de humedad

 

Lo primero que hay que hacer es encontrar de donde proviene la humedad. Por lo general, si hay caños rotos o fugas de agua en lugares que no están a la vista, esto se refleja en las paredes; que poco a poco, comenzarán a mancharse.

  • Utiliza un deshumidificador

Este electrodoméstico es ideal tanto para mantener la humedad a raya como para tratar la que ya esté causando problemas en casa, sobre todo en regiones lluviosas o frías.

Si deseas quitar la humedad en casa puedes recurrir a ellos para que absorban y drenen la humedad de forma sencilla, sobre todo cuando se te hace imposible ventilar tu casa como te lo indicamos en el primer paso de este artículo.

  • Elimina la humedad con sal

La sal es uno de los elementos con mayor capacidad de absorción, por lo que suele  ser muy útil para quitar la humedad en casa.

Para hacerlo necesitarás un recipiente plano y un kilo de sal gruesa. Solo tienes que colocar la sal en el recipiente y al cabo de uno o dos días habrá absorbido una gran parte de la humedad. Luego, en el momento en el que notes que la sal está muy mojada o incluso si se ha puesto de color negra, será hora de renovarla.

Recuerda que puedes pintar encima de las manchas de humedad de las paredes, pero esto no solucionará el problema si no tienes en cuenta los consejos anteriores, ya que las manchas volverán a aparecer una y otra vez hasta solucionar el problema.