4 opciones de ‘cheat meal’ deliciosas

4 opciones de ‘cheat meal’ deliciosas

Ahora que estamos en primavera y a pocos meses de que empiece el verano seguro que muchos estáis con la famosa operación bikini, o al menos estáis intentando cuidaros. Pues si os encontráis en esta situación sabréis que se puede hacer bastante duro, por ello los dietistas y nutricionistas recomiendan cada vez más hacer el denominado ‘cheat meal’ o comida trampa. Una comida en la que puedes comer lo que quieras sin remordimientos.

Pero esta comida en la que te puedes olvidar de la dieta no solo se hace para que la alimentación saludable no canse o saciar los antojos, sino que tiene una explicación nutricional. Y es que cuando se hace una dieta de pérdida de peso se consumen pocas calorías y si el cuerpo se acostumbra puede dejar de perder grasa o peso. Por ello se recomienda una vez a la semana aumentar las calorías de una comida para evitar que el metabolismo se ralentice.

No obstante, esta comida trampa solo debe ser una a la semana y tampoco hay que pasarse en exceso. Es decir, puedes elegir con moderación, pero sin comerte todo lo que no te has comido en el resto de la semana.  Así que si no sabes qué elegir para tu ‘cheat meal’ en este artículo te vamos a dar cuatro opciones deliciosas, algunas también incluso saludables.

  • Hamburguesa con productos gourmet

Yo cuando me salto la dieta o hago la comida trampa me gusta comer fuera, ya que solo se puede comer este tipo de comida una vez a la semana al menos que sea de la mejor forma posible. Y es que por mucho que lo intente en casa los platos no salen igual que en un restaurante. Si bien es verdad que para la comida trampa me gusta pasarme un poco, y en especial me encantan las hamburguesas. Siempre que puedo en mi día libre voy a Cool Bakery, una franquicia de panadería y cafetería donde hacen unas hamburguesas de escándalo.

Pero cuando no puedo ir a comer una de estas hamburguesas intento hacerlas en casa con productos gourmet. Para mí el pan es fundamental y mi preferido es el brioche, ya que es suave, tiene un sabor impresionante y su forma facilita que puedas comer la hamburguesa sin tener que dar grandes mordiscos y la textura hace que el pan no se aprecie demasiado en la hamburguesa. La carne me gusta de ternera o de pollo, ya que suele ser más suave. Pero el truco está en el resto de ingredientes, los aderezos. En función de tus gustos podrás añadir unos alimentos u otros, pero te explico mi combinación favorita. Pan brioche, hamburguesa de ternera, cebolla caramelizada, queso de cabra y salsa de miel y mostaza con un poco de mayonesa. Si no has probado una hamburguesa así te lo recomiendo, aunque puede que no quieras parar.

  • Noodles con verduras

Antes os decía que me encantaba en el ‘cheat meal’ saltarme bien la dieta, pero los noodles con verduras me encantan y a pesar de que estén deliciosos son una de las opciones más saludables de este artículo.

El truco de este ‘cheat meal’ está en el sabor que suele dar la salsa de soja y los propios noodles. Ya que solo se necesitan verduras como calabacín, cebolla, zanahoria, brócoli o setas junto a los fideos y la salsa. También le puedes añadir un poco de carne de pollo o ternera y algunos toppings como cacahuetes. Sin embargo, yo por mucho que lo he intentado esta receta no queda igual que los noodles de restaurantes tailandeses.

  • Pizza al gusto

Las pizzas gustan a cualquier persona por lo que seguro que te apetecerán para tu comida trampa. Además las hay de todos los sabores y no hay que ser un maestro de la cocina para hacerlas.

Si bien es verdad que para hacer que la pizza sea lo más saludable posible te recomiendo evitar las pizzas comerciales ultraprocesadas o ya preparadas. Es decir, las pizzas envasadas que se suelen encontrar en los supermercados.

Es mucho mejor comprar la masa o base y añadir los ingredientes que tú quieras. Será más saludable y también estará mucho más rica, ya que la harás al gusto.

  • Fajitas de pollo y verduras

Otro de mis ‘cheat meal’ favoritos son las fajitas de pollo y verduras. Me encanta el picante y esta es una receta que lo tiene todo, ya que está deliciosa y puede que sea de las opciones más saludables (aunque esto también dependerá de lo que utilices para preparar las fajitas). Es decir, si tan solo utilizas pollo y verduras será una opción saludable, mientras que si añades salsas procesadas o queso ya no lo será tanto.

Pero yo os voy a contar cómo preparo yo las fajitas. Lo primero troceo unas cuantas verduras, normalmente utilizo pimiento verde, amarillo y rojo junto a cebolla. Pero si no tengo alguno de estos ingredientes uso las verduras que tenga en la nevera. Pongo en la sartén las verduras junto a un poco de pimentón picante y cayena (ya os he dicho que me encanta el picante). Mientras se hacen las verduras voy troceando una pechuga de pollo y cuando las verduras casi están listas añado el pollo a la sartén. Posteriormente, añado un poco de tomate frito para que el relleno de las fajitas no se quede seco. También si quiero más picante junto a la salsa de tomate echo sazonador de fajitas, que le aporta un toque picante y un sabor increíble. Y ya estaría esta deliciosa opción para saltarse la dieta.

Estas cuatro recetas son mis favoritas para el ‘cheat meal’, ya que están deliciosas y se salen de las recetas tradicionales de cualquier dieta. Y te pueden ser de ayuda si te faltan ideas para saciar el apetito. No obstante, si tienes un antojo te recomiendo que aproveches la comida trampa para saciarlo, porque sino te perseguirá durante el resto de la semana cuando tienes que cumplir la dieta si quieres alcanzar tus objetivos.