Drones para todo

Drones para todo

Es curioso comprobar cómo, no hace demasiados años, había muchísima gente que tildaba a quienes “jugaban” con drones de inmaduros y de muchas otras cosas que es mejor no repetir escribiendo en un blog, a día de hoy se ha demostrado que los expertos en la conducción de drones no solo son necesarios, sino que además son indispensables, y aunque a nivel militar es algo que se lleva viendo desde hace tiempo, a nivel civil parece que hemos entrado en razón a raíz del uso que se les está dando durante la pandemia en los diferentes países afectados.

Primero se usaron en China para repartir mascarillas y otros productos cuando se detectaba, mediante sus cámaras, que había transeúntes por la calle que no las portaban y, por supuesto, se usaron como medio de vigilancia tanto en el país asiático como en medio mundo, incluyendo España. Ahora vamos mucho más allá.

Drones Pandémicos

A raíz de que se detectase la necesidad de identificar a las personas enfermas en diferentes ciudades que empiezan a abrirse al mundo se modificaron ciertos drones, con cámaras térmicas, para que esa vigilancia que ya se venía haciendo por parte de las autoridades pertinentes para asegurar el correcto comportamiento de la sociedad frente al uso de mascarillas y el distanciamiento social de seguridad ahora fuer mucho mayor, pero ¿cómo? Es sencillo, sus cámaras térmicas detectan la temperatura corporal de cada uno de los viandantes a los que enfocan y pueden determinar con gran exactitud si una de esas personas tiene fiebre en ese preciso momento.

Pero aún hay más, estos drones también monitorearán el ritmo cardíaco y la frecuencia respiratoria de un individuo a distancia lo que se traduce en que acertarán, con mayor exactitud, quienes pueden ser portadores de la enfermedad (con síntomas) para poder tratarlos y aislarlos adecuadamente.

Drones para repartir medicinas, alimentos y material médico

Ya Estados Unidos y la República Dominicana habían demostrado la eficacia de los drones para repartir suministros médicos en ciertos lugares algo inaccesibles y ahora, con el coronavirus, China también ha demostrado su utilidad. Por eso no se descarta ahora su uso en el resto de países, sobre todo en aquellos lugares donde las infraestructuras para el transporte no son del todo óptimas.

Ahora bien, para todo eso se necesita conductores de drones, ¿y a quien van a recurrir ahora las autoridades? Pues tal y como se lleva haciendo desde hace ya un tiempo, a expertos del mundo del dron que, en su mayoría, son considerados aficionados. En Modeltronic, tienda especializada, nos han explicado que los mejores conductores de drones, que son los que participan en las diferentes carreras de obstáculos que organizan ciertos países como Japón, son los que han enseñado a manejar con soltura los comandos de ciertos drones a los diferentes cuerpos de seguridad, tanto en España como en otros países.

Drones para informar a la población

Drones con altavoces son los que han permitido a la policía municipal de Madrid, Valencia o Murcia, informar a los ciudadanos de las normas del estado de alarma que impuso el Gobierno de España a principios de marzo, pero también se utilizan para controlar a los infractores que se salten las reglas de confinamientos en diferentes ciudades del país.

Drones para desinfectar

Del mismo modo, drones equipados con pequeños tanques de desinfectante (casi siempre agua y lejía) se han utilizado para desinfectar zonas comunes. La UME está incorporando estos vehículos aéreos no tripulados con capacidad para 10 litros de carga útil para realizar pruebas de nebulización sobre cambo abierto y los resultados son satisfactorios.  En China también se ha utilizado esta tecnología con el mismo fin.

Todo esto viene a demostrar que la tecnología está de nuestro lado y que lo que antes era un adulto con un juguete nuevo se puede convertir en un experto en cierto campo necesario llegados a cierto punto.

Actualmente los drones no se pueden hacer volar en gran parte de nuestro territorio por seguridad de la ciudadanía y del espacio aéreo, no obstante, sí hay zonas acotadas para el entrenamiento de estos conductores tanto en nuestro país como en toda Europa. No obstante, los pequeños drones sí pueden usarse, hasta cierta altura, para ocio, tanto infantil como adulto, aunque hay que tener cuidado de no infringir las normas de tu ciudad. Para estar seguro es mejor acudir a la normativa de cada provincia.