El truco para reservar tus vacaciones al mejor precio está aquí

El truco para reservar tus vacaciones al mejor precio está aquí

El ahorro en las vacaciones si se reserva con antelación es algo posible y también muy recomendable. En el caso de que tengas claras las fechas en las que vas a estar libre este año, lo mejor es adelantarse a la hora de reservar, pero sin apresurarse. Algunas variables como el día de la semana en el que reservamos, el mes, el sitio o si debemos reservar vuelos u hoteles, pueden tener gran influencia a la hora de contar con un precio u otro.

Todos los años cuando pensamos en reservar nuestro periodo vacaciones, siempre aparece la duda de si es mejor hacer una reserva con antelación o esperar a que llegue el último minuto para hacernos con el mejor precio.

Muchos estudios son coincidentes, pero vamos a ver que influye a la hora de reservar unas vacaciones de la manera más económica posible:

Cuanto más lejos nos vayamos, deberemos hacerlo con más tiempo

Algunos informes de buscadores tan conocidos como Kayak o Skyscanner son de la opinión que cuanto mayor sea la distancia, también será necesaria una antelación mayor a la hora de comprar billetes aéreos más baratos.

Según la propia Kayak, lo mejor para los trayectos fuera de Europa es que las reservas sean de entre 2 meses y medio año antes del viaje. Si vamos a destinos europeos, con dos meses de antelación podemos conseguirlo.

El domingo, el mejor día para reservar

Este es según muchos estudios el mejor día para la reserva, cuando hasta no hace mucho el martes era el que solía catalogarse como el día más propicio para reservar. El peor día es el viernes.

Vuela más económico los martes y en enero

En caso de que tengas la opción de viajar fuera de los meses de calor, la pregunta que debemos plantearnos es cuál es el mejor momento a la hora de hacer nuestro viaje.  Según Skyscanner, los meses más económicos para el vuelo son enero y noviembre, seguidos del mes de febrero, que puede llegar a ser de hasta un ahorro del 15% en el precio de los vuelos.

En caso de poder elegir, lo mejor el martes, siendo el día más barato y ante todo, lo mejor es evitar el sábado.

Los precios del hotel, menos variables

Una encuesta que realizaron desde Tripadvisor, dicen que la práctica totalidad de españoles (93%) se aloja en hotel y el 44% reserva su hotel con 1 a 2 meses de antelación a la fecha del viaje.

Lo que ocurre es que todos esos porcentajes parecen hacerlo bien, pues el buscador Trivago dice que el mejor momento para la reserva del alojamiento suele ser un mes antes, aunque hay variaciones dependiendo del país que sea objeto de nuestro destino.

Particularmente, cuando he ido a Barcelona me he alojado en hoteles de lo más variado, pues suele ser mi base de operaciones y las dos últimas veces opté por su buena situación por el Hotel Boria donde he visto bastante estabilidad en los precios. Mi consejo es que si repites estancia y te convenció el sitio de hospedaje no dudes en volver. A mi ya me tratan como si fuera de la casa y a veces es de gran ayuda cuando quiere uno economizar a la hora de encontrar mesa o ir a espectáculos.

En este informe de kayak se dedica una parte a los hoteles y el destino es fundamental para saber con cuanta antelación se logran los precios más reducidos. El caso es que en un terreno como el de las reservas de hotel, temas como el de la oferta y la demanda son más complejos, aunque un informe realizado por Expedia quiso concluir con que el domingo es el día más adecuado para hacer las reserva, en especial si es para alojarse esa misma noche.

Vuelo + hotel = ahorro

Una estrategia bastante interesante para ahorrar y que no todos los viajeros suelen tener en cuenta es reservar a la vez el hotel, el vuelo y el coche de alquiler. En muchas ocasiones la industria permite poder reservar interesantes packs que además hacen posible un ahorro de lo más estimable.

Esperamos que todos estos consejos los pongas en práctica, pues seguro que un buen dinero vas a poder ahorrarte y siempre viene bien para poder gastarlo en tu lugar de vacaciones o tenerlo para la vuelta de vacaciones.