Hombres con buen gusto

OCT 17 2010Edit026

Estoy hasta las narices de escuchar comentarios del tipo “los hombres no saben de diseño” o “cada vez que mi marido viste a mis hijos parecen adefesios”. Pues ya está bien de tanto prejuicio con el gusto y el estilismo masculino. Las mujeres tienen las mismas capacidades que los hombre al igual que nosotros tenemos las mismas que ellas y voy a demostrarlo.

Tengo tres hijos, dos niños y una niña, y soy un hombre divorciado que compra ropa a sus hijos prácticamente todos los meses porque dan unos estirones de “muy padre y señor mío” y tengo por costumbre comprar en las tiendas cuyo proveedor de moda infantil es el Grupo Reprepol. ¿Por qué? Pues porque es de lo mejorcito que podéis encontrar en relación calidad-precio.

Mi hija es una princesa, le encantan los colores pasteles y vestir de falda pomposa o vestido los fines de semana y mis hijos son muy diferentes, uno de ellos no se quitaría el chándal nunca si pudiera y al otro le encanta ir medianamente arreglado y con sus vaqueros favoritos. Pues este grupo mayorista de ropa infantil trae diseños para todos los gustos y en una sola tienda puedo equipar a los tres enanos de la casa sin necesidad de recorrerme media ciudad y lo hago bien, a buen precio y con un gusto exquisito, le pese a quien le pese.

Y cosas como esa las hago a diario, sin problemas, sin traumas y sin que nadie vaya detrás de mí diciéndome lo que está de moda y lo que no, al igual que pueden hacerlo todos los hombres, tengan la edad que tengan, que conozco.

Y es que hablamos muchas veces de prejuicios machistas, y es verdad, están en la vida a diario y eso debe cambiar, no lo discuto, al contrario, pero también hay prejuicios contra los hombres que deberían ir cambiando cuanto antes porque lo que no puede ser es que porque a un hombre le guste la moda o el estilismo o tenga buen gusto para el diseño se le ponga la etiqueta de homosexual al instante. Puede que lo sea o puede que no, hay un 50% de probabilidades imagino pero no porque tenga buen gusto sino porque tendrá la preferencia sexual que a él le dé la gana.

Las mujeres se enorgullecen de ser igual de buenas que los hombres, porque lo son, trabajando con herramientas o en fábricas o pilotando un avión o haciendo cualquier trabajo que antes se consideraba terreno masculino y sin embargo nosotros aún tenemos que cargar con la losa a la espalda si nos cuidamos o nos gusta la moda. Porque esa es otra, no todos los hombres que se cuidan con metrosexuales.

A mí me gusta cuidarme, me gusta ponerme mis cremas, ir al gimnasio y comer sano pero los pelos de las piernas, por ejemplo, prefiero que se queden donde están y el hecho de que me gusten estas cosas tampoco significa que esté obsesionado ni mucho menos.

En definitiva, que a ver si vamos cambiando todos estos prejuicios por mentes abiertas en todos los sentidos.

Deja un comentario