Las tiendas de muebles online, una forma práctica para decorar tu casa

Las tiendas de muebles online, una forma práctica para decorar tu casa

Cuando una persona inicia su vida independiente, necesita un lugar lo más cómodo y confortable posible. Yo quería amueblar mi primera vivienda y la forma más sencilla, rápida y donde se pueda ver mayor variedad de precios, estilos y diseños es a través de las tiendas de muebles online. Yo no tenía mucho tiempo ni ganas de ir viendo tiendas físicas, por lo que a través de Círculo Muebles hice mis primeras compras.

Por suerte, económicamente soy independiente desde muy joven, por lo que ya hace tiempo que abandoné el domicilio familiar de mis padres. Mi primer piso de alquiler lo amueblé mínimamente, rayando la austeridad, con lo justito que necesitaba. Total, en casa poco paraba. Al salir de trabajar, quedaba con los amigos para tomar algo, fiestas, viajes y todo lo que iba cayendo de por medio, yo me apuntaba a todo. En casa casi estaba lo justo para dormir, por lo que tenía una cama y poco más. Pero conocí a la persona que hoy es mi pareja, y mi vida se estabilizó, de forma que al cabo de un tiempo decidimos irnos a vivir juntos, y ya comenzamos a montar el que sería nuestro hogar y nuestra vida en común.

shutterstock_324822821reducida

A la caza de la mejor tienda

Visitamos varias páginas online de mobiliario y decoración para que ver qué estilos nos gustaban y también observar qué tipo de muebles, auxiliares, accesorios y colores estaban imponiéndose en decoración, y nos dimos cuenta de que nuestros gustos y estilos eran muy diferentes. Yo, como hombre, soy mucho más minimalista, busco lo práctico, la comodidad y el confort. También me fijo mucho en que el precio se ajuste lo más posible a mi presupuesto. Mi pareja, por su parte, prefiere un estilo más romántico, le gustan los detalles florales. No mira solamente la parte práctica, en ella prima más la estética. Esta faceta es una de las partes positivas que tienen estas páginas online, que te permite sin salir de casa poder ver múltiples opciones, estilos, comparar presupuestos, medidas… Yo incluso llegué a hacer un plano a escala de cada una de las habitaciones o estancias de mi vivienda, señalizando las ventanas, puertas o enchufes para luego, con las medidas de los muebles, poder ir encajando y haciéndome una idea mucho más precisa de cómo quedarían en la realidad esos muebles en el espacio disponible, para no equivocarme, aunque siempre hay la posibilidad de devolución o cambio, pero para que no me resultasen demasiado agobiantes, que no recargasen demasiado el ambiente.

Comenzamos pintando las paredes en un color gris perla, resaltando algunas zonas como columnas o la pared frontal del cabecero de la cama en un gris un poco más oscuro. Creo que es un buen color base para armonizar con los muebles que al final escogimos. Nos decantamos por unos muebles claros, con líneas muy sencillas, muy rectas, abiertos, con muchas estanterías para colocar mis libros de lectura, de los que tengo una gran cantidad, pues es una de mis aficiones preferidas. Para poder aligerar y no dar sensación de desorden con tanto objeto, definitivamente nos decantamos por ponerlos casi todos en un tono blanco, unas veces blanco total y otras veces algún mueble blanco mezclado con madera en tonos claros. Mi pareja pensó en poner el color con los complementos, como cojines, plantas, flores, alfombras, velas, alguna butaca… Y en eso estamos, de momento parece que la cosa pinta muy bien, estamos muy a gusto y a nuestros amigos les encanta la casa.

Creo que la clave ha sido el haber podido comprar todo a través de la red, ya que ambos trabajamos y ha sido una forma muy cómoda de ir amueblando y buscando las piezas sin pasar por el agobio de las tiendas tradicionales, con más gente llamando la atención de los dependientes y unos horarios más cerrados. La experiencia ha sido fabulosa y al fin y al cabo no deja de ser una evolución de lo que nuevos tiempos nos traen.