Lo que engloba la crisis del sector turístico

Lo que engloba la crisis del sector turístico

Nunca habría imaginado nada tan duro, tan horrible y tan desbastador que pudiera atacar al sector turístico español tanto como lo ha hecho el Covi19, y que no fuera una guerra por supuesto. Y es que me pongo a pensar en otra crisis económica en nuestro país y, aun así, miles de extranjeros seguirían tomando nuestras calles y playas en busca de sol y descanso. Pero con el coronavirus no, somos un país muy afectado, de los más afectados de hecho, y la gran mayoría de turistas extranjeros preferirán no poner un pie dentro de nuestras fronteras por precaución.

Este año, va a estar muy parado en todo el planeta, no solo en España, más que nada porque se sigue mirando todo con lupa, la crisis económica mundial hace que muchos prefieran ahorrar y, además, el tema de los transportes tampoco es sencillo. El problema llegará el año que viene, cuando muchos empiecen a viajar y en lugar de elegir España escojan otro país con menos incidencia de Covid19, aunque igual se salvan las islas, ya que tanto Canarias como las Baleares parece que son de las provincias más afortunadas al respecto.

Negocios a pique

Sea como sea, el sector turístico se ha dado un buen golpe, en todos los sentidos, pero lo curioso es que a veces no nos damos cuenta de todo lo que engloba. Y es que pensamos en hoteles, en agencias de viajes, en compañías aéreas, trenes o navieras pero no pensamos en todo lo relacionado y que viene detrás. Por ejemplo, ¿habéis pensado en los fabricantes de souvenires turísticos?

¿Quién va a querer encargar la fabricación de souvenires turísticos si no hay turistas a quienes vender esos souvenires? En Photo Original Gifts, la reconocida empresa del sector, aseguran que su esperanza, al igual que la de muchos otros negocios relacionados con el turismo, se encuentra en el turista nacional, y aun así los que más compraban este tipo de regalos son los extranjeros, no los españoles.

Pero es que, si no se fabrican recuerdos turísticos es porque las tiendas que los venden tienen que reinventarse o cerrar, y eso significa que ya hemos tocado dos sectores nuevos, el de la fabricación y el del comercio. ¿Lo habíais pensado?

Pensemos ahora en quienes organizan visitas especiales, y no hablo de guías turísticos ni de agencias, sino de esas otras empresas a las que les cuesta llegar a fin de mes, o incluso organizaciones que utilizan esas visitas para conseguir algo de dinero con el que seguir haciendo su labor.

El Centro de Interpretación Olivar y Aceite, donde hacían catas y oleoturismo, así como visitas o talleres de cocina con aceite de oliva virgen extra de Jaén,  asegura que con la paralización de todas sus actividades que son la mayor fuente de ingresos que tienen, es posible que aguanten unos meses pero que, si no se reactiva todo de nuevo con el turismo nacional, se verán obligados a trabajar bajo mínimos e incluso cerrar y aquí no hablamos de empresas privadas, ya sean pequeñas o grandes, sino de cultura gastronómica.

Son muchos, como veis, los negocios ligados al turismo de una u otra forma además de los más obvios y si empezamos a encadenar esos negocios de los que estamos hablando con otros que hay también ligados a ellos, estoy segura de que acabaremos comprobando cómo todo se va a ver “tocado”. Nadie está fuera de peligro ye so hay que tenerlo muy presente.

Heladerías, puestos de calle, tiendas de ropa, todo se va a ver trastocado de alguna manera.

Pensemos en las empresas de cáterin que sirven a hoteles, pensemos en las ETT de limpieza que se verán también afectadas con el cierre de espacios turísticos, personalmente creo que cualquier negocio que se nos venga a la cabeza se verá afectado pues, aunque mínima, podemos encontrar una relación con el turismo. Pero es normal, no es nada extraordinario, España es un país turístico, es un país donde un gran porcentaje de empresas están pensadas por y para el turista, y es normal, aunque triste, que esto ocurra.

¿Y por qué digo todo esto? Porque creo, fervientemente, que si levantamos el turismo lo levantamos todo así que, tal vez no podamos publicitar nuestros pueblos y ciudades en otros países pero sí podemos publicitarlos aquí. Da igual si prefieres el camping, el resort de lujo o el albergue, lo importante es que este año, si puedes, viajes. Hay mil sitios escondidos en España que podemos descubrir, mil rincones mágicos que además estarán menos masificados este año, ¿os animáis?