Moda en tallas grandes

Moda en tallas grandes

Estoy bastante cansado que pongan a los hombres como excusa para decir que las mujeres bellas son delgadas y esbeltas. La mujer española, latina, es una mujer con curvas y aún hay muchos hombres, de todas las edades, que preferimos que haya “donde agarrar” y no nos vayan clavando los huesos por ahí.

Mi mujer gasta una talla 46, está rellenita sí, ni ella ni yo lo negamos, pero tampoco hablamos de una persona con obesidad mórbida ni nada parecido por lo que debamos asustarnos, sin embargo, comprarse ropa para ella es toda una odisea.

La mayoría de franquicias hacen, de por sí, las tallas más pequeñas de lo habitual y para colmo, muchas de ellas, no pasan de la talla 42, así que ni se le ocurriría entrar a ninguna tienda de Inditex por ejemplo, ni a otras muchas que vemos en centros comerciales. Primark sí suele tener tallas pero, aunque es ideal para comprar ropa de “batalla”, de “diario”, no puedes recurrir siempre esa gran superficie. Hace unos meses, por fin, encontró una tienda online de tallas grandes con buenos precios y gran variedad de productos, su nombre Corazón XL. Muy apropiado ¿verdad?

Pues bien, el otro día estaba en el despacho cuando ella accedió a la web para ver las novedades que habían traído y para buscar un vestido para una boda que tenemos este próximo agosto y me quedé mirando a las modelos que aparecen en el catálogo mostrando la ropa… todas mujeres hermosas que jamás encontrarían talla en otro tipo de tiendas y me indigné. Fue curioso porque me indigné yo mucho más que mi mujer que está demasiado acostumbrada a todo este tema.  Pero ¿en qué tipo de sociedad vivimos? ¿en una en la que mujeres hermosas con curvas tienen que ir a tiendas especiales para poder vestirse? Y esta en concreto es económica pero hay otras tiendas que son una auténtica puñalada.

Recuerdo hace unos años, un verano que comulgaba el hijo de mi hermana, y tuvimos que acabar en la sección de “tallas especiales” de El Corte Inglés porque mi mujer no encontraba ropa por ninguna parte. Se dejó 50.000 de las antiguas pesetas en una falda con una camisa, nada del otro mundo, y sólo por ser de tallaje especial…. Vamos a matizar una cosa: no pesa ni 200, ni 150, ni 100 kiligramos. Hablamos de una mujer alta que pesa 85 kilos bien repartidos así que… ¿Dónde debería estar el tallaje especial? Indignante.

Hoy en día hay más tiendas que cuentan con ropa de tallas grandes, es verdad, pero aun así me parece ridículo que a una 36 se le llame una talla normal, a una 38 una talla buena, a una 40 curvas y a una 42 rellenita. ¿Y la culpa es nuestra? ¿de los hombres? “A vosotros lo único que os gusta que tengamos grande es el pecho”… eso es lo que oigo decir a millones de mujeres y no saben lo equivocadas que están. Hay de todo, hombres que les gusta una cosa y hombres a los que les gusta otra pero eso no significa que tengamos que cortar a las mujeres por el mismo patrón de medidas, ni mucho menos. Así que desde aquí reivindico mi gusto por las mujeres con curvas y por un tallaje de moda justo y equitativo.

shutterstock_400887031reducida