Redecorando estancias

Redecorando estancias

Intentar redecorar la casa es muy complicado, sobre todo cuando en dicha vivienda vive más de una persona porque las posibilidades de entrar en conflicto son bastante grandes. Yo soy un tío campechano, al que le gusta vivir en la urbe pero cuya sencillez es alarmante. Vivo en vaqueros, casi las 24 horas del día, de hecho suelo ir al trabajo en vaqueros y camisa a pesar de que trabajo en una oficina donde la gran mayoría lleva traje de chaqueta y yo, como mucho, me pongo la americana por encima para no desentonar. Con esta descripción imagino que podréis haceros una idea de la decoración de mi casa: sencilla, sin grandes pretensiones, y bastante plana.

Desde que me divorcié de mi mujer hace ya 6 años vivo en un loft de dos habitaciones decorado con muebles del Ikea que, en mi opinión, son perfectos. Y que conste compré el de dos habitaciones para que mi hija pudiera venir siempre que quisiera que sino, habría optado por el simple de una habitación, baño, cocina, comedor y punto pelota. El caso es que hace 6 meses mi hija se vino a vivir definitivamente conmigo porque está más cómoda y adora a su madre (no me entendáis mal) es sólo que es más parecida a mí y nos llevamos mejor.

Tener una adolescente en casa no es moco de pavo. Tiene 16 años y ya me ha convencido de que hay que cambiar la decoración que, en el fondo, sé que tiene razón porque no se puede tener una casa más sosa que la mía, pero a mí me sobraba.

Hemos decidido confiar en Dismobel, una tienda de muebles online donde podemos seleccionar lo que más nos gusta sin movernos del salón de casa con el portátil del trabajo lo cual es un punto a favor porque si tuviera que irme de compras con ella acabaríamos de los pelos y ella haciendo la maleta para regresar con su madre, así que esto allana mucho el camino.

shutterstock_401025577reducida

Verde por todas partes

Para empezar ella quiere muchas plantas. Demasiadas diría yo. Porque dice que son muy beneficiosas. Que renuevan la calidad del aire, que humidifican el ambiente y no sé cuántas cosas más. Ha llegado a decirme que hasta eliminan contaminantes a lo que yo ya me he imaginado al pobre Poto con una metralleta matando gérmenes voladores por el salón.

En una web que me ha enseñado aseguran que hasta reducen el ruido, cosa que no entiendo del todo pero supongo que si lo dicen los expertos pues… será verdad ¿o no?

Quiere poner una especie de escalera decorativa, pequeña y de madera, de baja altura, donde en cada escalón pueda poner dos o tres plantas y así podamos tener lo que ella llama “Un jardín Vertical”. Yo he buscado eso en Internet y me han salido fotos de palés don plantas colgando pero imagino que lo de la escalera también servirá.

Yo le había propuesto redecorar su habitación y comprarle muebles de adulta porque los que tenía eran muy infantiles pero con estos adolescentes ya se sabe que se les da la mano y agarran el brazo entero. Sea como sea soy consciente de que tiene razón y de que mi casa necesita una vuelta de hoja pero es que me apetece tan poco meterme en esos líos que casi prefiero vivir en tonos blancos y grises como hasta ahora, aunque suene aburrido. Todo sea por la niña, ¿no?