Somos lo que comemos

Somos lo que comemos

La mayoría de los productos de la huerta que se pueden obtener hoy en las grandes superficies vienen tratados  con pesticidas y otros productos químicos perjudiciales para la salud. Las frutas y hortalizas que consumimos en la actualidad no tienen nada que ver con las que comían nuestr@s abuel@s , en su época la calidad era mucho mayor. También existe la posibilidad de comprar estos productos en establecimientos ecológicos, pero tienen el inconveniente de ser mucho más caros que en las tiendas tradicionales. Realmente, no sabemos lo que comemos.

Mi idea era sembrar patatas una parte del jardín que teníamos destinada para la huerta, aunque hasta ese momento no nos habíamos animado a sembrar nada, y con el tiempo, si sale bien, podría intentarlo con algo más, y así por lo menos tendríamos la seguridad de lo que nos estamos metiendo en el cuerpo no es veneno.

De paso, había decidido que iba a podar los árboles del jardín, que tanto tiempo llevaba descuidando. Realmente, no era consciente de la suerte que tenía al poder contar con un enorme jardín en el que poder tener flores, árboles frutales o una huerta. Desde este mismo momento prometí valorarlo y cuidarlo.

Así que me preparé para empezar a sembrar, porque no disponía de los materiales ni herramientas para la siembra. Hoy he comprado todo lo necesario, para mi propósito, he comprado semillas en una tienda del pueblo y a continuación he realizado por internet, de forma sencilla y rápida el resto de las compras, es decir, herramientas y materiales necesarios para mi nueva misión. InoxBcn, es donde he adquirido los materiales necesarios. En esta tienda disponen de una alta gama de herramientas para jardinería y huerta, sacos y fundas protectoras, tijeras de poda, aspersores y pistolas de riego, palas, rastrillos, bridas e infinitud de herramientas destinadas al cuidado del jardín y la huerta.

Cómo sembrar patatas

La mejor época para empezar a sembrar patatas en la península ibérica es en el mes de marzo, y así en el mes de junio, ya se pueden recoger. Es fundamental que la siembra de patatas tenga lugar en una tierra fértil.

Para poder empezar a sembrar necesitas, previamente, tener unas patatas y dejar que le salgan entre 4 o 5 brotes. Mientras, vas haciendo unos agujeros en la tierra, donde introducirás las patatas, una vez tengan los brotes suficientes ysiempre con los brotes hacia arriba.  Una vez hayas introducida las patatas en los surcos, deberás cubrirlas con tierra y regar.

Es muy importante que el surco que hayas cavado tenga la suficiente profundidad y que abones la tierra regularmente. Es igualmente importante que la planta tenga la cantidad suficiente y necesaria de luz, ya que es una planta que demanda mucho sol.

Es posible que tus patatas sufran algún tipo de plaga, como por ejemplo, gusano, pulgón, escarabajo, polilla… existen remedios naturales para prevenirlos.

Una Receta: Patatas Panaderas

La cantidad de buenas y nutritivas recetas que se pueden cocinar utilizando la patata como base son infinitas. A continuación describimos los pasos para elaborar unas patatas panaderas, un plato sencillo, saludable y apto para la mayoría, ya que puede ser consumido por vegan@s y vegetarian@s, celíac@, diabétic@s, intolerantes a la lactosa y por much@s de l@s que padecen algún tipo de intolerancias alimentarias, exceptuando claro, a l@salérgic@s a las patatas, cebollas, ajo, perejil o algún otro de los componentes de esta sabrosa y sencilla receta, que son muy pocos.

Ingredientes:

  • Patatas
  • Cebollas
  • Ajo
  • Perejil
  • Vinagre
  • Vino Blanco

Preparación:

  • Cortar las patatas en rodajas y freírlas. Retirar antes de que se doren.
  • Freír la cebolla junto con el ajo y el perejil.
  • Añadir vinagre
  • Colocar las patatas en una fuente y verter un poquito de vino blanco sobre ellas.
  • Introducir en el horno a 180º durante unos 10 minutos aproximadamente.

La idea de sembrar patatas ha resultado ser un éxito y hoy tengo lechugas, tomates, fresas, pimientos y un montón de árboles frutales. Anímate como yo y empieza a controlar lo que comes, porque al fin y al cabo, somos lo que comemos