Trabajar sí, pero con seguridad

Trabajar sí, pero con seguridad

Nadie duda de que hay que trabajar. Todos lo queremos hacer y es vital en nuestras vidas. Ahora bien, no solo hay que ir a trabajar, si se hace, hay que hacerlo con seguridad. Por eso, hoy queremos hablar de aquellas profesiones de riesgo. Sobre todo de los que se realizan en altura. Para ello existen los sistemas anticaídas que son aquellos elementos que evitan que se produzca la caída a distinto nivel, o bien retienen al operario en caso de llegar a producirse la caída.

Todos los riesgos que amenazan la salud y la seguridad de los trabajadores son importantes. Todos ellos deben ser tomados en consideración, evaluados y prevenidos. De la misma manera, todos los Equipos de Protección Individual (EPI) que se usen para prevenirlos, no puede decirse desde ningún punto de vista que un tipo de EPI sea más importante que otro. Por eso, hoy vamos a hacer una guía de cómo trabajar pero con seguridad.

Desde Traltur nos comentan que existen diferentes sistemas anticaída, lo que implica diversas formas de proteger un mismo riesgo. Una primera clasificación de las protecciones podría ser:

  • Colectivas: barreras intercaladas entre la superficie de trabajo y el suelo con el fin de evitar que se produzca la caída de trabajadores. (barandillas, mallas de protección, …)
  • Individuales: sistemas basados en el uso de EPIs capaces de evitar que se produzca una caída o de detenerla en las condiciones máximas de seguridad. (Instalación de líneas de vida, puntos de anclaje, railes, …)

Todo ello se rige por La Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales, en su artículo 15.h. Establece que se deberán “adoptar medidas que antepongan la protección colectiva a la individual”, a las que solo debe recurrirse cuando no sean posibles las primeras o esté justificado el uso de las segundas en el plan de seguridad. Por otro lado, La norma europea aplicable a los dispositivos de anclaje es la EN 795:2012. Esta norma describe cinco tipos de dispositivos de anclaje.

Los trabajos verticales

Los Trabajos Verticales son aquellos que se incluyen para trabajar en altura o lugares de difícil acceso, basado en la utilización de cuerdas para acceder y posicionarse en cualquier punto o lugar al objeto de realizar el trabajo encomendado. Son muchos los que se realizan por ejemplo en la construcción, en la limpieza o en lo deportivo.

En el caso de Trlatur, usan un sistema para Trabajos en Altura está formado por dos cuerdas independientes por cada operario, con anclajes también independientes:

  • Cuerda principal (de trabajo).
  • Cuerda de seguridad (anticaídas).

 

Las aplicaciones de este sistema son ilimitadas por lo que el equipo de expertos en trabajos verticales está cualificado para la realización de multitud de proyectos de reparación y rehabilitación de cubiertas y fachadas de edificios, trabajos de pintura, servicios de limpieza de diversas superficies, impermeabilizaciones, emergencias, etc.

Algunos elementos

Cada componente está formado, a su vez, por diferentes partes constituyentes a las que se les denomina elemen­tos. Como ejemplos de estos elementos pueden mencio­narse, entre otros, los cables, cuerdas y bandas, los ele­mentos de enganche, los elementos de ajuste y cierre, los reguladores de longitud, los lastres y los tensores.

Arnés: Es  un  dispositivo  de  prensión  del  cuerpo  formado  por  bandas  textiles  situadas  sobre  los  hombros  y  en  la  re­gión pelviana de forma que permitan sostener el cuerpo durante la caída y después de producirse ésta. En  las  partes  anterior  y  posterior  del  arnés  anticaídas  pueden encontrarse elementos de enganche que, duran­te el uso del equipo, deben quedar situados  por encima del  centro  de  gravedad  del  cuerpo.

Ya has visto que el uso de un sistema anticaídas no es una cuestión sencilla. Es un barco en el que tanto empresa como empleados van de la mano. No se puede buscar que se solucione simplemente adquiriendo sus elementos en un suministro industrial. Es necesaria la realización de una serie de cálculos y la toma en consideración de una serie de factores que pueden desembocar en las más funestas consecuencias. Desgraciadamente siguen siendo muchos los accidentes que se producen desde las alturas.

Además hay que tener en cuenta que resulta esencial el correcto mantenimiento de los elementos del sistema así como la debida formación que deben recibir todos los usuarios de estos sistemas. Hoy hemos querido hablar con expertos para que nos den algunas nociones básicas acerca de este tipo de equipos, y los sistemas en los que se agrupan. El objetivo es conseguir una visión amplia de lo que hay que hacer y los elementos que hay que elegir.